martes, 4 de agosto de 2009

¿QUÉ ES EL "ALMA"? (desde la perspectiva de Mozart Reloaded)

¿Qué es el alma?. No existe ni una sola triste pieza de evidencia que demuestre la supuesta existencia de los espíritus ni de las almas tal como lo conciben las religiones predominantes. Por supuesto tampoco existe ni una sola triste pieza de evidencia que demuestre que las supuestas almas sobreviven a la muerte del cuerpo. Ni una sola.

Dado lo anterior, la pregunta correcta no es "qué es el alma" ya que, al no haber evidencias de ninguna clase de su existencia, la pregunta carece de sentido. Mejor preguntar: “cuál es la razón de que exista y persista la idea del alma".

El éxito de una estafa radica en alargar la entrega de los bienes, servicios ó beneficios ofrecidos a la víctima tanto como sea posible para que no se dé cuenta del engaño hasta que ya es demasiado tarde y los estafadores han huido con su dinero u otra pertenencia, aunque tarde ó temprano la estafa quedará al descubierto. Por ejemplo: "pague su casa ahora que todavía no está construida y se la entregamos dentro de 6 meses con el beneficio de un precio especial de preventa". Para cuando el plazo se cumple y la víctima se ha dado cuenta del engaño ya es demasiado tarde, pues la supuesta constructora desapareció con su dinero. Así han estafado a muchos crédulos, aunque de vez en cuando han atrapado a estafadores señalados por sus víctimas.

En cambio, las religiones son la estafa perfecta porque al valerse del concepto de una supuesta alma que sobrevive a la muerte del cuerpo y que dicen es en esencia el ser mismo, pueden alargar la entrega de los beneficios ofrecidos a sus víctimas hasta después de la muerte. ¿Porqué ofrecer la entrega de los beneficios hasta después de la muerte y no antes?: porque los muertos no pueden regresar de la muerte para señalar a sus estafadores. "Pague aquí y ahora en la tierra (limosnas, diezmos, bautismos, servicios religiosos, etc.) y obtendrá el beneficio de la vida eterna después de la muerte", ese es el know - how de la estafa religiosa, una estafa tan perfecta que ha perdurado por milenios, que aún hoy se constituye legalmente y que hasta ha gobernado naciones enteras.

Por eso es tan importante para las religiones que sus víctimas crean en la existencia de una supuesta alma que sobrevive a la muerte del cuerpo aunque no cuenten con ninguna evidencia de su supuesta existencia, lo cual no es nada difícil de lograr si consideramos que al ser humano como especie consciente de su propia e inevitable muerte le frustra la idea de simplemente dejar de existir.

No importa que la víctima no sepa con exactitud qué es y de qué está compuesta esa supuesta alma invisible, incorpórea e indemostrable ni cómo se sabe de su existencia, lo que importa es que la víctima crea que el alma es real, que crea que el alma sobrevive a la muerte del cuerpo y que crea que después de la muerte va a obtener el beneficio de la vida eterna solo -y solo si- se acerca y coopera con esa religión aquí y ahora, en la tierra. Pero si no lo hace, su alma (su propio ser) será torturado y quemado por toda la eternidad en un lago de fuego y azufre ¿quién querría esto?. Aunque en el fondo la víctima pudiera sospechar de la estafa religiosa, siempre preferirá desembolsar unos pesos y ser víctima de una estafa a lo largo de su corta vida terrenal que arriesgarse a ser castigado por toda una eternidad y no obtener los atractivos beneficios que le ofrece su religión tras la muerte, lo cual lo plasmó muy bien el temeroso Blaise Pascal en su famosa "apuesta".

No hay evidencia alguna de que seamos algo más que solo materia organizada de una forma muy compleja, tan compleja que hemos adquirido conciencia de nosotros mismos.


"La vida es sólo un vistazo momentáneo de las maravillas de este asombroso universo, y es triste que tantos la estén malgastando soñando con fantasías espirituales".
- Carl Sagan.

5 comentarios:

Mabel (por un mundo mejor) dijo...

Es que tienen que creer "sí o sí" porque si no arderán en el fuego eterno.
Decia mi papá: "la religión es el mejor negocio del planeta".
Además son todos letrados, eruditos y personas preparadas para cualquier clase de elocución...y convencimiento de las masas y los Papas, a partir del siglo XV deben ser todos doctorados en leyes ¿sabías?
¡buen negocio lo del alma !

Ronil Wazlib dijo...

Excelente amigo Mozart... una vision muy realista de lo que es el "alma".

Omar dijo...

Y, en fin. El que sean buenos para discutir y engañar con sus trampas falaces a la mayoría de personas pobremente educadas en un sistema diseñado para perpetuar la ignorancia y demás bellezas, no les hace poseedores de la verdad. Es lamentable que, como decía el Sagan, perdamos tiempo en eso.

En fin. A final de cuentas, fuera de discusiones bizantinas sobre la existencia de dios (No se preocupen, no lo hay), un día deberían hacerle caso a una sola enseñanza valiosa del evangelio. Amaos los unos a las otras. O los unos a los otros, o las otras a las unas. Pero (m)amaos. Y en consecuencia, tolerad vuestras diferencias. Y para acabar pronto, no toméis ventaja los unos de los otros... Comenzando por esos tres principios tan sencillos, comenzaremos a hacer un mundo mejor.

joselzo dijo...

muy buen pensamiento mozart

imap dijo...

Saludos, buen Mozart!